EMAIL US AT info@helpinghands.com
CALL US NOW 123 (456) 7890
DONATE NOW

Sin Devoluciones

flecha_actua

 

Hemos recolectado respuestas de personas que viajan a través de México – los inmigrantes y personas que buscan asilo, hablaban con Amnistía Internacional sobre las violaciones que sufren “Yo me puse a preparar la cena en la tarde del día que mataron a José Ernesto* (pseudónimo), mi primer hijo. Fue el 4 de septiembre de 2009, (él) tenía 17 años” – Emilia recuerda como ella narra el largo viaje que ella y su familia tuvieran que pasar antes de encontrar protección en México.
José Ernesto fue el primer familiar que Emilia perdió por la violencia en su país natal El Salvador, pero no fue el último.

Cinco años después del asesinato de José Ernesto, otro de sus hijos y su hermano también fueron asesinados por los mismos grupos criminales (maras) que controlan gran parte del territorio de El Salvador.
Emilia huyó de El Salvador y llegó a México a finales del año 2016 con sus 7 hijos. Cuando llegaron, la hija mayor de Emilia entró en labor de parto y tras algunas horas tuvo a su primera nieta.

Días más tarde, Emilia volvió al hospital para llevar a cabo algunos trámites para su nueva nieta. En el camino, agentes de migración la detuvieron. Emilia le suplicó a oficiales de migración mexicana no la enviaran de regreso a El Salvador donde su vida estaba en riesgo. Oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM) ignoraron sus súplicas, la enviaron a un centro de detención y más tarde la deportaron.

Lo que le sucedió a Emilia no es raro. México está experimentando una crisis de refugiados oculta en el que personas que vienen de Guatemala, El Salvador y Honduras, ya no pasan por México en busca de oportunidades económicas, llegan a este país por miedo a  extorsiones, amenazas de muerte y las altas tasas de homicidio en sus países de origen.

Las personas que huyen de Centroamérica a México en busca de protección, a menudo son deportadas a pesar de que el derecho internacional y mexicano dice que es ilegal que México les envíe de vuelta a situaciones de riesgo. Estas deportaciones ilegales se llaman devolución.

Entre mayo y septiembre de 2017, Amnistía Internacional llevó a cabo una encuesta basada en entrevistas, recolectando 500 experiencias diferentes, con las cuáles el informe “Ignoradas y sin protección” fue publicado. Este muestra que las autoridades mexicanas están constantemente enviando de vuelta a situaciones de riesgo a las personas que llegan de Centro América.

“Me dijeron que ‘una vez detenido, ya valió madre y vas de vuelta a tu país’.” – Comentario de un hombre hondureño que había huido de amenazas de muerte, al describir la respuesta que recibió de un agente del INM cuando expresó su temor a regresar a su país.

Más de la mitad de las testimonios (310) son de personas que habían sido detenidas por autoridades mexicanas. La gran mayoría de estas, 84%, no quieren ser devueltas a sus países. La razón principal: la violencia y el miedo.

LO QUE LAS AUTORIDADES DE MIGRACIÓN EN MÉXICO DICEN QUE ESTÁN HACIENDO Y LA REALIDAD PARA PERSONAS QUE BUSCAN PROTECCIÓN


 

El Instituto Nacional de migración (INM) es el organismo del gobierno federal encargado de regular la migración a través del país.

Por ley, el INM debe informar a cualquier persona que detienen acerca de su derecho a pedir asilo en México y, a quienes expresan su intención de pedir asilo, les deben referir a la Agencia de refugiados de México, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR). Funcionarios del Instituto han asegurado a Amnistía Internacional que cumplen con estos requisitos.

“Les explicamos sus derechos por al menos una hora” -Funcionario del INM

LAS GRIETAS EN EL SISTEMA


 

La realidad de la implementación de la ley para personas provenientes de América Central no se parece nada a lo que debería de ser.


 

Ciento veinte testimonios de personas indicaron que existieron devoluciones ilegales. Los testimonios incluyen los de personas pidiendo explícitamente obtener asilo o expresar temor por sus vidas en su país de origen y aun así haber sido ignorada y deportadas.

75% de los testimonios de personas que mencionan haber sido detenidas en centros de detención migratoria por el INM (297) no fueron informadas de su derecho a pedir asilo en México.

SAÚL *: ASESINADO TRES SEMANAS DESPUÉS DE SER ILEGALMENTE DEPORTADOS


 

Saúl era un conductor de autobús en Honduras. En noviembre de 2015, Saúl sufrió un ataque armado en el que dos de sus hijos fueron gravemente heridos. Después de eso, huyó a México para solicitar asilo. La COMAR rechazó su solicitud en el verano de 2016 argumentando que tenía opciones para encontrar un lugar seguro en su país. El INM lo deportó y poco después, Saúl fue asesinado.

DEVOLUCIÓN “VOLUNTARIA”


 

Cuando las personas son detenidas y trasladadas a un centro de detención migratoria en México tienen que firmar varios papeles, uno de ellos les implica aceptar un “retorno voluntario” a sus países. Una vez que una persona firma este documento, ya no son capaces de solicitar asilo.
Los testimonios de las personas que hablaron con Amnistía Internacional indican que con frecuencia se ven presionados a firmar este papel de “retorno voluntario”.

El oficial de la Estación Migratoria me dijo “si no firmas aquí” (que era el papel de deportación), no te damos comida, no te vas a poder bañar, y que ´me iban a tratar como no existía.´” –Hombre Hondureño de 23 años en la estación migratoria de Acayucan, Veracruz en 2017.


La realidad es que el INM tiene un largo camino por recorrer antes de cumplir con las obligaciones que ellos declaran que cumplen en la actualidad. La autoridad debe de asegurarse que, no sólo existan leyes de protección para las personas que buscan asilo en México, sino que se apliquen correctamente para que no se devuelva a las personas a situaciones de peligro y de posible muerte.

Pide al INM que de la bienvenida a los refugiados y que proteja los derechos de quienes huyen de la violencia para buscar asilo

¡ACTÚA YA!